ARTE Y CINE

EL AFAMADO JOHNNY WEISSMULLEr "TARZAN"

El “Tarzán” de mayor impacto en la cinematografía mundial, Johnny Weissmuller, fue, sin duda, una de las estrellas de Hollywood que en Acapulco encontró un remando para disfrutar en su época de gloria, gozó de sus placeres y, en su momento, se convirtió en socio del hotel “Flamingos”, uno de los de mayor prestigio entre 1960 y 1990, cuyo auge trascendió fronteras. Y aquí descansa por siempre.

Fue en 1848 cuando Johnny se encontró con Acapulco. Fue aquí donde filmó su última película como Tarzán: “Tarzán y las Sirenas”, en cuyo filme se aprecian los riscos de la quebrada, las playas y el mar que bañan el puerto.

Desde entonces, el actor se enamoró de Acapulco y junto con John WayneErrol Flynn y Tyrone Power, se convirtió en promotor indiscutible del destino en Hollywood, de tal modo que se tornó en presunción de lujo y distinción el haberlo visitado.

El más memorable “Tarzán de los monos”, aquél que durante generaciones hizo vibrar de emoción a niños y adultos, muere un 20 de enero de 1984 en Acapulco y su tumba se encuentra en el panteón Valle de la Luz. Un honor para el puerto haberlo tenido como uno de sus habitantes.

RITA HAYWORTH

Corría el año de 1946 cuando Rita Hayworth  (Heywort)  una de las diosas de la cinematografía hollywoodense, se encontraba en la cúspide de su éxito mundial con la película “Gilda”, así como otras cintas inolvidables como Los Amores de Carmen, Salomé y La Dama de Shangai.

Posterior a ese triunfo, esta excitante mujer alta y muy bella visitó El Hotel Villa Vera por invitación de su anfitrión el empresario Carl Renstrom, que mandó imprimir su nombre en la villa 212 como un homenaje, quedando como recuerdo inolvidable de su mágica estancia en plena época dorada de Acapulco.

SILVIA PINAL

Acapulco, escenario único para esparcirse con elegancia y  garbo, ha tenido  a una de  las mujeres  más hermosas y talentosas de la televisión mexicana: Silvia Pinal.

La Diva del Cine Mexicano  hacia presencia  al inaugurar el hotel más alto de todo el país en aquel entonces: El Presidente,  el 22 de marzo de 1958 a las 11 de la noche con el extinto productor cineasta  Gustavo Alatriste, la actríz con un hermoso atuendo, engalanó  un coctel y una cena de gran lujo aquella noche en el corazón del Puerto

Silvia Pinal  regresó con frecuencia para grabar películas al lado de protagonistas como Pedro Infante, Emilio Tuero y muchos más que le dieron fama y  que hasta hoy siguen vigentes en el cariño del público, quienes no deja de ver películas como “El inocente” “Los Cuervos están de Luto “,”La Soldadera.”Estrategia Matrimonio”, y muchas más  que se siguen transmitiendo.

Sin duda alguna a Silvia Pinal se le rinde tributo  por  una carrera de  innumerables éxitos y por  buscar  la justicia y  la reflexión  en la serie de televisión “Casos de la Vida Real”.

Esta mexicanísima actriz  y emocionalmente acapulqueña, es una Leyenda  Dorada…

Acapulco,  le da las gracias permanentemente a una  mujer valiente, emancipada  y ejemplo de que no hay imposibles cuando se tiene voluntad.

NADIE COMO TIN TÁN

SU AMOR por  ACAPULCO

Acapulco ha sido escenario de cuantiosas películas nacionales y extranjeras, pero  en lo que corresponde a actores mexicanos, ninguno como Germán Valdés “Tin Tán” amó tanto a este puerto y le dio promoción a través de la pantalla grande a lo largo de 25 años.

Todo empezó en 1950, con la cinta “Simbad el mareado”, en cuyo filme se disfruta del viejo Acapulco, cuando el zócalo porteño todavía contaba con calles en torno al mismo y las vialidades  eran  de terracería.

Los viejos porteños lo recuerdan por su yate “Tintanvento”,  así como por las tertulias que organizaba en Caleta y Caletilla o en su casa de la Península de Las Playas.

Cuando el cine era el único medio de difusión de alto alcance, en una época en la que el séptimo arte nacional trascendió fronteras, “Tin Tàn” colocó a Acapulco al alcance de todos los mexicanos e influyó en el turismo internacional, sobre todo latinoamericano y de origen latino residente en la Unión Americana.

En 1964 se filmó “Tintanson Crusoe”; en  1970, “Chanoc  en las garras de las fieras” y en 1977, “Acapulco 1222”, con lo que este prestigiado actor dio realce a los paisajes  porteños y  sus alrededores.

Como “chilango-acapulqueño” siempre se autonombró  “Tin Tàn”, que, sin discusión alguna es el mejor comediante de la cinematografía nacional y a quien se le recuerda como pachuco en la estatua en su honor erigida en este puerto, la cual está colocada en el camellón de la avenida Suiza, sobre la costera Miguel Alemán, es el máximo reconocimiento que el pueblo acapulqueño le brindó; siendo el único actor nacional que goza de tal distinción.

Brigitte Bardot,

la rubia 

amada

Eran los años 60´s cuando Brigitte Bardot llegó a Acapulco… La actriz francesa y símbolo sexual a nivel mundial de aquellos años, venía con regularidad a este puerto para otorgar sensualidad y belleza, así como disfrutar del sol y el mar.

Por decreto presidencial, se le nombró símbolo nacional de Francia. En México filmó la película “Viva María” en 1965.

Ella comentaba que le hipnotizaban los atardeceres de Acapulco: “Son incomparables, los más bellos del mundo”. Jean Cocteau escribió infinidad de veces en sus artículos de su gran sensualidad, que dejaba como una estela de luz donde quiera que pasara.

Brigitte Bardot, fue una gran promotora turística de Acapulco, convirtiéndose en hija prodiga de la Ciudad y puerto mas bello, la costa más elegante del mundo: Acapulco.

ELSA CARDENAS,

UNA LEYENDA 

DORADA

De ojos verdes esmeraldas como el mar de Acapulco, esta actriz alcanzó el éxito como pocas actrices nacionales.

De sonrisa, que son como las perlas, la mexicanísima Elsa Cárdenas Rentería nació el 3 de agosto de 1935 en Tijuana. Se inició como actriz en el cine en el 1954 en la película “El joven Juárez”.

Como hablaba el inglés con fluidez trabajó en un número significativo de películas en Hollywood, entre estas, “Gigante” con Elizabeth TaylorRock Hudson y James Dean, “Fun in Acapulco”  con Elvis Presley y Ursula Andress y “The Wild Bunch” con William Holden y Ernest Borgine, (Ernest Bornain) entre otras.

En el teatro debutó en la obra “Mujercitas”. En la televisión debutó en los teleteatros “Teatro del aire”, “Estudio K”, “Puerta al suspenso” y “Pecado mortal”. Su primera telenovela fue “Estafa de amor” (1961) con Amparo Rivelles y Tito Junco.

“Elvis Presley  me dijo durante el rodaje  de la película que no había nada  como Acapulco, y  sigo estando  de acuerdo”, la mejor representación del mar dorado está aquí”.

También, cuando filmé “Gigante” al lado de Rock Hudson, me comentó  con unos ojos de encanto y luz, que no podía dejar  de observar la belleza del mar y el sol de Acapulco, y que le gustaba esquiar”, y en ese, como en muchos momentos me volví  emocionalmente y orgullosamente  acapulqueña, porque este puerto me dio la buena fortuna y proyección internacional artística  en mi vida”.

Doña Elsa,  es una Leyenda Dorada de Acapulco.

Marilyn Monroe

en su paso por 

Acapulco

Ocho meses antes de su muerte, Marilyn Monroe descubrió una casa de estilo español en la sección de Brentwood de Los Ángeles. Ella viajó a México en febrero de 1962, buscando con entusiasmo tiendas en Cuernavaca, Taxco, Toluca y Acapulco para telas, muebles y azulejos para su nuevo hogar.

Marilyn Monroe, el más emblemático símbolo sexual por excelencia del cine americano, visitó Acapulco en 1962, hospedándose en el hotel El Mirador, quien alguna vez contara la anécdota de que se metió a una alberca desnuda ante la insólita sorpresa de un joven, Carlos Mendoza, más tarde nombrado Mister Acapulco en la época de los 90´s.

“ACUÉRDATE DE ACAPULCO”, INSPIRACIÓN DE AGUSTIN

 LARA

Los  grandes amores se han dado en Acapulco lugar favorito de lunamieleros durante décadas;  notables  compositores se han inspirado y le han dedicado románticos temas, aunque ninguno como el de Agustín Lara, que con “María Bonita”, hizo una creación, que le ha dado la vuelta al mundo, llevando el nombre de este Puerto por cielo, mar y tierra.

“Acuérdate de Acapulco, de aquélla noche, María Bonita, María del alma…”,…  qué más puede decirse del placer de haber tenido a su lado, a quien llegó a ser considerada la mujer más bella del mundo; con la vista de la bahía, la caricia del mar, los noches rutilantes de estrellas y el calor tropical.

“Acuérdate que en la playa, con tus manitas las estrellitas las enjuagabas,   cuerpo, nave al garete, venían las olas y lo columpiaban…”,  hecho que, con toda seguridad, ocurrió en Caleta, la playa que dio prestigio mundial a Acapulco  con tan espectacular pareja.

En los hoteles “Flamingos” y “Mirador” hay habitaciones donde Agustín Lara  y María Félix se hospedaron, en donde quedaron evocaciones de su paso con vistas nocturnas y baños en las albercas.

Las aguas acapulqueñas bañaron el cuerpo de María Félix, y dieron paso a la inspiración de Agustín Lara.  Quien alguna vez ha venido a Acapulco, canta “María Bonita”, pues no hay nada más seductor que el encanto que representa  este destino de playa.

ESTRELLAS DE HOLLYWOOD CONOCEN ACAPULCO POR “CANTINFLAS” EN SU PELÌCULA 

“PEPE”

El prestigio internacional de Acapulco, principalmente en Hollywood,  se debe en gran medida a Mario Moreno “Cantinflas” que eligió al puerto como escenario de dos de sus películas más famosas: “Pepe” y “El Bolero de Raquel”, siendo la primera la de mayor trascendencia, siendo nominada a siete “Oscares”.

El nombre de Acapulco desde 1960 está íntimamente ligado al de “Cantinflas”,  quien disfrutó de una  residencia, que era visitada por personalidades de todo el mundo, pero sobre todo grandes  estrellas de Hollywood.

La hermosa bahía, las playas,  los cerros que la circundan y  los hoteles e infraestructura turística del puerto, destacaron en la película “Pepe”, producción México-estadounidense, protagoni-zada por Mario Moreno, y en la que aparecieron grandes estrellas de Hollywood como Janet Leigh, Maurice (Moriss) Chevalier, Bing Crosby, Sammy Davis Jr, Jimmy Durante, Bobby Darin, Zsa Zsa (Sa,Sa) Gabor, Judy Garland, Greer Garson, Peter Lawford, Jack Lemmon, Kim Novak, André Previn (Prevan), Donna Reed, Debbie Reynolds, Edward G. Robinson, Cesar Romero, Frank Sinatra y Dean (Din) Martin, que estaban en la época dorada en la cinematografía y el espectáculo de los Estados Unidos con proyección al mundo.

Esta película tuvo como locación el hotel  “El Presidente”, de gran abolengo,  que llegó a estar reconocido entre los mejores  del mundo y  que sigue siendo parte esencial del panorama del Puerto.

En cuanto a “El Bolero de Raquel”,  en la que también “Cantinflas” se refiere a Acapulco como un paraíso  fue filmada en 1956, los escenarios naturales de la bahía, el Club de Yates, el Hotel  Caleta, en el que se efectuaron varias escenas, así como las playas lucieron en la pantalla grande y trascendieron fronteras, dando relevante nombre al puerto de Acapulco

La belleza natural, las aguas cálidas, el clima agradable, los días soleados, las suaves arenas y el ambiente costeño imperantes en Acapulco, fueron determinantes para que “Cantinflas” pasara largas temporadas en plan de descanso y diversión.

MARIA FELIX "LA DOÑA"

 

La más impactante figura  que ha dado el Cine Mexicano difícilmente  podrá  olvidarse al pisar  el Hotel Acapulco Hilton,  María Félix, recién llegada de París donde ya era toda una celebridad.   Se hospedó en el  verano de 1964 acompañada de su esposo el magnate Alex Berger,  Curiosamente los empleados del hotel comentaban su personalidad y altivez de la más grande Diva Mexicana.

María fue una de las invitadas especiales del ex presidente de México, Miguel Alemán, -en ese entonces socio-propietario del hotel- de la que era muy amiga, y, tras bambalinas se rumoraba habían tenido un romance años atrás.

Al siguiente día, después de ordenar  solamente café y frutas, la actriz le solicita Anita Ojeda una cita a su habitación, la conocida estilista le había dado diversos tratamientos a John F. Kennedy, Elizabeth Taylor  y Charles Trouyet, entre otras personalidades.

Anita confiesa haber estado sorprendida por la belleza de María, quien poseía una abundante cabellera y unas pestañas maravillosas que puso de moda.

Películas como El Peñón de las Ánimas, Enamorada, Doña Bárbara, , La Mujer sin Alma, Vértigo, Mare Nostrum, La Corona Negra, French Can-Can, La Pasión Desnuda, La Bella Otero, Tizoc, Los Ambiciosos, La Generala y tantas películas que quedaron en la memoria del público mexicano, latinoaméricano y europeo

María Félix, afirmaba que Acapulco, era el lugar  más bello del Mundo, ya que la Diva inspiró la canción “María Bonita”, cuya fama trascendió alrededor del mundo.

ESCULTURA DEL CLAVADISTA

Durante la década de los años 60, en muchos lugares del puerto de Acapulco, se podían observar grandes espectaculares de publicidad de los trajes de baño Catalina como en la plaza Álvarez y en el aeropuerto, los cuales causaron revuelo por lo novedoso del diseño.